unnamed
tramites
Estados de Sinaloa
Infomex Sinaloa
Instituto Sinaloense de Cultura

SITIOS DE INTERÉS

nav-17Gobierno Federal

nav-18Gobierno Estatal

 icns-asiASI

 icns-polPolitica Digital

Num. de visitas

4526685
Tú IP: 54.204.234.61
Fecha: 2017-03-27 16:17:11

Valentina Ramírez

Valentina RamrezDoña Valentina Ramírez Abitia, no fue la Valentina de la popular canción mexicana; sin embargo, no necesitó serlo para ser más grande que la ingratitud social de que fue objeto.

Esta valiente revolucionaria que, disfrazada de hombre, participó en la lucha armada,nació en San Antonio del Norotal, Durango; fue hija de Lamberto Ramírez y Micaela Abitia. Murió a los 90 años, en el más completo e injusto abandono.

Mujer campirana de origen humilde e impuesta a la férrea disciplina de duro trabajo en la sierra, no fue ajena a las injusticias que sufría el pueblo por la dictadura porfirista, por lo que poco a poco fue creciendo su espíritu de rebeldía y su secreta adhesión a la causa maderista, sabedora  de la enconada negativa de su familia, sobre todo, por su condición de mujer y por el temor que les causaba su inquietud revolucionaria.

Después de memorizar las características masculinas de sus hermanos, a la florida edad de sus 17 años abandona la casa familiar, aceptando el sacrificio del desprecio de sus padres y hermanos, en aras de su afán libertario. Causa alta como soldado del segundo período de la Revolución Mexicana el 1 de enero de 1911, con el nombre de Juan Ramírez.

En Durango participó en bastantes combates al lado de las fuerzas maderistas, hasta llegar a la plaza de Culiacán que estaba en poder del coronel porfirista Lus G. Morelos.

El 20 de mayo de 1911 las fuerzas del general Ramón F. Iturbe, expulsaron a los porfiristas de Culiacán en rudo combate que tuvo como escenario principal la iglesia del Santuario.

Doña Valentina, con la personalidad del soldado Juan Ramírez, participó en esa, la llamada Toma de Culiacán, al lado de algunos revolucionarios surgidos de la región navolatense, como Pedro Quintero, Francisco Quintero, Ricardo Quintero, Manuel Sobarzo, Manuel Aldapa, Simón Aldapa, Herculano Vega, Modesto Vega, Aurelio González, Amado Machado, Ramón Varela, Antonio Canizales y muchos otros que, en 1912, fueron los precursores del agrarismo en Sinaloa.

Transcurrido su heroico y especial sacrificio de mujer y de patriota, el 22 de junio de 1911 es descubierta su secreta identidad por sus compañeros de tropa. El general Iturbe la interroga con rigor pero también con admiración y en defensa de su condición femenina, ordena su baja del ejército revolucionario.

Causó baja, pero la historia grabó su nombre y el valor generoso de su breve, pero más que viril sacrificio. Por espacio de 25 años radicó en la Ciudad de Culiacán, ocupándose como empleada doméstica, tiempo en que hizo vida matrimonial con el coronel Fedérico Cárdenas, del que enviudó en 1917.

Años después, se casó con Luis Celis, del que también enviudó.

En 1936, llegó a Navolato, rentándole una casa a la señora Julieta Almada para dedicarse a lavar ropa ajena. De esta modesta actividad se sostuvo muchos años, muriendo en la más completa miseria.

De su presunta vinculación con la canción revolucionaria, doña Valentina, con absoluta honestidad, precisaba que ella no fue la musa que la inspiró, sino una amiga suya, una muchacha muy hermosa, que también vivía en San Antonio del Norotal.

"Nos críamos juntas -relataba-, pero antes de que estallara la Revolución se la "robó" un general y se fueron a vivir a Morelia, Michoacán.

Antes, un individuo de nombre Miguel, originario de Texas, le había compuesto la canción "Valentina", producto del amor que le profesaba. El general que se la llevó era conocido como "El Tigre".

 

 

Por: Eduardo Burgueño Aguilar.

Fuente: 18 Encuentros con la Historia.

José María Figueroa - Gilberto López Alanís

r-02 r-01 r-03