PNT Navolato
tramites
Estados de Sinaloa
Infomex Sinaloa
Instituto Sinaloense de Cultura

SITIOS DE INTERÉS

nav-17Gobierno Federal

nav-18Gobierno Estatal

 icns-asiASI

 icns-polPolitica Digital

Num. de visitas

4941131
Tú IP: 23.20.147.6
Fecha: 2017-05-30 10:52:51

General Ángel Flores

General Angel FloresGobernador de Sinaloa por tres veces, en 1916 y 1917 por el fuero mililtar, y para el período 1920-1924 por elección popular de abrumadora mayoría. El creador de los municipios de Ahoma, Choix, Angostura y Guasave; compañero de ideales hermanados secretamente con el general Rafael Buelna Tenorio, "El Granito de Oro" que derrotó al general Lázaro Cárdenas y se enfrentó como estratega al general Obregón; gran pacificador y amigo de la tribu yaqui llamado cariñosamente por ellos "Flora", a quienes defendió y protegió humanitariamente, aún contra la opinión del general Álvaro Obregón Salido. Padre de la cantante mexicana Luz Flores Acevedo, mejor conocida como Lucha Reyes; gran impulsor y pionero de la modernización agrícola y caminera del Estado; constructor de una de las grandes obras de irrigación regional como lo es el canal Rosales, llamado así en honor al vencedor de la Batalla de San Pedro, el general Antonio Rosales Flores, construido según observaciones hechas en visita personal del general Flores al sistema hidraúlico derivado del río Nilo en Egipto; agricultor de gran vocación y mecenas de muchos agricultores mexicanos y extranjeros progresistas; y con el patrocinio del Sindicato Nacional de Agricultores, candidato oficial a la Presidencia de la República, enfrentándose por el general Obregón, y cuya fuerza de poder mismo e intereses grupales, se expresaba en la candidatura del general Plutarco Elías Calles, como contendiente del general Ángel Flores.

Hombre probo de formación autodidacta, nació en Lo de Sauceda, Sindicatura de Villa Ángel Flores del Municipio de Navolato, el 12 de octubre de 1883, hijo de la señora Juana Flores y del agricultor Bruno Camacho Ibarra.

Habiendo transcurrido su niñez en la vida del campo y en sus tareas diarias, aún de escasa juventud se inicia como marinero en el vapor “Altata” de la flota propiedad del Ferrocarril Occidental de México, teniendo como maestro al capitán del mismo barco Joaquín Arana. Navega por las aguas del Océano Pacífico empleándose después en barcos de matrícula extranjera que lo llevan por Europa, Asia y América del Sur, hasta radicarse en el puerto de San Francisco, California, de donde regresa a Sinaloa y se emplea desde cargador y estibador, hasta jefe de cuadrilla en los muelles de Mazatlán.

bandona brevemente su vida proletaria y participa como soldado en la Revolución de 1910 hasta el triunfo en los muelles de Mazatlán.

Al ocurrir la muerte por asesinato del presidente Madero y del vicepresidente Pino Suárez, en la llamada "Decena Trágica", Ángel Flores causa nueva alta en la carrera de las armas combatiendo al usurpador Victoriano Huerta, y con el incipiente grado de coronel, participa en fuertes núcleos armados ganando batallas contre el nuevo dictador; como la de Mazatlán en 1914, en que derrota junto con otros jefes militares a los federales huertistas al mando del coronel José Reynosa.

Siguiendo la tarea revolucionaria, se une al constitucionalismo encabezado por don Venustiano Carranza, con quien coincide en algunos ideales nacionales, y a quien permanece fiel ante la pugna por el poder político y militar surgida en la convención de Aguascalientes entre carrancistas, villistas y zapatistas; fidelidad que tuvo como una de las consecuencias más gloriosas para el general Flores, la famosa batalla de Navojoa contra los villistas enemigos de Carranza, comandados en Sonora por los generales José María Maytorena y Ramón Sosa.

Al frente del sexto batallón formado por la llamada Columna Expedicionaria de Sinaloa, el general Flores, después de desoir propuestas de traición a la causa constitucionalista, y a pesar de la desproporción de fuerzas que eran en su contra de ocho a uno, resistió con sus hombres en largo sitio sobre Navojoa que prolongó desde enero hasta abril de 1915 en que fueron derrotados y dispersos los bravos villistas, combatiéndoles también con éxito, en su dispersión por Alamos, Hermosillo y Fronteras.

El general Flores fue declarado "Benemérito de Navojoa", haciendo encomio a su entrega en la protección de las familias sonorenses, víctimas inocentes.

Reafirmado en el poder don Venustiano Carranza, el general Flores aspira en 1917 a Gobernador Constitucional de Sinaloa, donde había conservado el mando militar; y al no lograrlo, se retira a la vida civil domiciliándose en Navojoa, al tiempo que empiezan a surgir serias diferencias políticas entre él y don Venustiano Carranza, al igual que éste la empezó a tener con muchos elementos que por su trato los estaba perdiendo como sus antiguos leales.

Permanece en Sonora hasta 1920 en que, en unión del General Plutarco Elías Calles y otros generales más, firma el "Plan de Agua Prieta" por el que cesaba en el ejercicio del poder federal don Venustiano Carranza, acusado de violentar la vida política nacional, al intentar imponer como su sucesor en el cargo de Presidente de la República al Ingeniero Ignacio Bonillas, en perjuicio de la candidatura al mismo cargo, en la persona del general Álvaro Obregón que ya andaba en campaña, apoyado por numeros militares y políticos influyentes traicionados, según su sentir, por Carranza.

El mismo año de 1920, al asumir el cargo del Presidente el general Obregón, el general Flores, exitoso triunfador del Plan de Agua Prieta del que fue figura central en el noroeste de México y su más admirado estratega, es nombrado jefe de la Primera División del Noroeste que le daba autoridad militar y política sobre los Estados de Baja California, Sonora, Nayarit y Sinaloa, cargo al que renuncia pronto, y se postula para Gobernador del Estado período 1920-1924, tomando posesión el 27 de septiembre de 1920 a la edad de 37 años.

Apenas ejerce el poder directamente por 12 días, ya que retorna urgentemente al cargo de jefe de la Primera División del Noroeste, para defender al Gobierno Constitucional del General Obregón, amenazado por los efectos de rebeldía continuada por su pugna con Adolfo de la Huerta.

Combinando su influencia política y militar con su anhelo por servir a Sinaloa, ejerce su cargo de Gobernador por intermedio de sus agentes más leales, con cambios alternados según la circunstancia del poder y sus necesidades estratégicas.

Primero deja en el cargo al coronel José Aguilar Barraza, por cuyo conducto e inteligente colaboración, se promulgó la octava Constitución Política del Estado, vigente hasta 1995. Con el Licenciado Victoriano Díaz Angulo, reemplaza al ingeniero Manuel Rivas el 31 de octubre de 1923. Regresa el General Flores al Estado y ejerce el poder personalmente, del 14 de diciembre de 1923 al 28 de marzo de 1924, que es lapso en que formaliza su candidatura presidencial.

Para que continúe su mandato legal designa nuevamente al licenciado Victoriano Díaz Angulo, quien permanece en el cargo hasta el 28 de mayo de 1924, en que es suplido por el licenciado José María Tellaeche hasta el 7 de julio de 1924, regresando finalmente el licenciado Victoriano Díaz Angulo hasta le extinción legal del período constitucional del general Ángel Flores, sucedido el 26 de septiembre del mismo año de 1924, fungiendo inclusive hasta el 31 de diciembre de 1924, fecha prestablecida en el artículo 57 de la Octava Constitución promulgada bajo el ideal del propio general y sus asesores y correligionarios.

La candidatura exitosa del general Ángel Flores a la Presidencia de la República, irrita al presidente Álvaro Obregón quien apoyó públicamente al general Plutarco Elías Calles.

El General Flores obtiene gran apoyo popular, pero pierde las elecciones ante el general Calles. Se retira completamente de la vida pública y empieza a languidecer anímicamente.

Se hospeda en calidad de casa-habitación en el antiguo hotel Granada, alternando con estancias en la casa paterna de Rubí 235 sur en Culiacán.

Auxiliado por su médico personal el tabasqueño doctor Cliserio García, el general Flores supo en vida de la presencia de arsénico en su cuerpo, y supo también, que el mortal veneno le había sido dado en pequeñas dosis a través de gentes que gozaban de su confianza y a las que él identificó plenamente, al grado que por la gran decepción que ello le causó, pidió a su padre Bruno Camacho Ibarra, que a su muerte, no fuera a permitir que nadie del Gobierno Federal ni del Estado le hicieran homenajes ni reconocimientos que ni aún en vida pidiera, y que lo sepultase en la cripta de la familia Camacho Duarte en el Panteón Civil.

Murió el general Ángel Flores el 31 de marzo de 1926 en su cuarto del hotel Granada, víctima de la injusticia a la que son adictos de practicar aquellos que gozando de las mieles del bienestar ilegítimo atropellan a los desposeídos de todo, y aunque sean soldados que sí construyen, sólo se les paga con la traición y el vituperio.

El general Ángel Flores fue declarado por la XXXI legislatura local "Benemérito de Sinaloa". Sus restos mortales fueron reinhumados en la Rotonda de los Sinaloenses Ilustres. Su nombre fue inscrito en la sala de sesiones del Congreso del Estado.

En el Municipio de Navolato una de sus sindicaturas antes llamada La Palma tiene por nombre oficial "Sindicatura General Ángel Flores", con cabecera en la villa del mismo nombre. El día 31 de marzo de cada año se iza la Bandera Nacional a media asta en señal de luto.

Por: Eduardo Burgueño Aguilar.

Fuente: 18 Encuentros con la Historia.

José María Figueroa - Gilberto López Alanís

r-02 r-01 r-03